Veneno (microrrelato)

Sonrío al verte, me lo impongo. Una fachada que no delate cuánto te odio. Mataste lo bueno que quedaba en mí cuando lo asesinaste. Sé que no me recuerdas, era tan insignificante que ni me miraste. ¿Sabes? No era la copa lo que estaba envenado, son mis labios y morirás besándolos.

Alicia Adamlabios

 

 

7 Comentarios

Responder a GibranHD Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s