Blog

Suelta

Sé que esto pasará,

por mucho que dure y duela.

Mi mente construye

finales y principios,

en los que siempre estás.

En cambio yo no,

en la mayoría

otros labios afortunados

me sustituyen.

El amor verdadero suelta,

no encadena, libera.

Hoy es un día señalado,

o pudo serlo, como otros tantos.

Así que me concedo

ser hoy tu final feliz cuando duerma,

cuando los buitres no acechan,

cuando los muros

están llenos de puertas abiertas,

cuando un beso robado y sentido,

despierta a la bestia.

Porque Bella nunca duerme,

no te equivoques,

tan solo sueña despierta.

clouds daylight landscape mont d aveyron
Photo by Thomas Brenac on Pexels.com

Alicia Adam.

No quiero quererte

A veces el silencio

se apodera de todo cuanto me rodea,

las telarañas anidan en mi lengua

y los ojos,

acostumbrados a la penumbra,

se niegan a ser regados

por la luz del sol

y el destello de tu mirada.

La paleta de colores de mi alojamiento

es ridícula y estridente.

No corresponde al hondo sentimiento

que albergo.

¿Para qué te tomaste tantas molestias

restaurando las paredes

si no querías sanar

mi oprobiado corazón?

¡Ah, sí!

Recuerdo que decías algo así:

el exterior

cuenta con poder de reclamo,

la elegancia encandila a las visitas.

¿Pero sabes qué?

Yo no aspiro

a engatusar durante unas horas.

Yo deseo enamorar

y que me enamoren.

No anhelo visitantes de dormitorio.

Me sabe a poco susurrar:

“Un te extraño y un te quiero”

a una almohada.

No quiero imaginar

cómo saben las caricias del después.

No quiero quererte.

¡Márchate!

Alicia Adam

Fotografía: Mercedes González.

Reto: Petricor.

Modalidad A

Escribe un relato corto o poema (30 palabras máximo) en el cual uses la palabra: Petricor.

Quien consiga más me gusta, gana. Y puede colocar está fotografía en su blog. (Se modificará para poner el título del relato y el nombre del ganador/a).

Modalidad B

Fotografía que evoque la palabra: Petricor.

Plazo hasta el 15 de Octubre a las 22:00 (hora española).

Cuelga tú primero

Hoy he vuelto a visitar el lugar donde nos conocimos. Es difícil no hacerlo. Contemplé absorta la estantería donde me embriagué de tu olor y de las palabras que bebían mis ojos. Me atrapaste como solo los libros habían hecho hasta entonces. Y supe que después de aquello habría un antes y un después, un quizás y un cuelga tú primero.

black metal wood top bench
Photo by Deneen Treble on Pexels.com

Alicia Adam

Blog de WordPress.com.

Subir ↑