Mi primera venganza

healthy clinic doctor health
Photo by Pixabay on Pexels.com

Yo no suelo hablar de mí, pero hoy lo haré, ¿por qué no? Soy de los que nacieron demasiado espabilados para creerse que el primer llanto era necesario; me refiero a ese primer cachetazo que te propina en la nalga el señor de la bata blanca. Claro que no es necesario. ¡No me jodas! ¿Por quė no te hace cosquillas para hacerte reír? Yo te lo diré sin rodeos, porque es un cabrón y no hay más vuelta de hoja. Sí sí sí, ese debería haber sido su nombre de pila. Y no ningún otro. Empiezas tu minuto uno de vida detrás de la gran esfera líquida, con un llanto desgarrado hasta que te abrasa la garganta incluso más que las posaderas. No son formas de bienvenida. Habría sido mejor una entrada triunfal al mundo con una amplia carcajada, ¿verdad? Como una promesa: te esperan grandes sorpresas y alegrías.

El tipejo ese que sostenía una cámara de video, ¿por qué lloraba tanto? Apuesto a que le ha pegado también. Es un abusón. Alguien debería ponerlo en su sitio.

Llevo algunas horas tramando mi venganza. Ya está aquí. Hace algunas preguntas, y tras unos bla bla bla, me desnuda para el reconocimiento reglamentario. Esta es la mīa, le haré pagar con creces la torta. Sonrīo y me preparo para regarle con una buena meada su impoluta batita blanca de los huevos. 1 a 1. Empate. Estallo en una carcajada bien sonora para que sepa que fue queriendo.

Miro a la fuente de mi alimento. Está enfadada, lo percibo. No me mires así, mami, empezó él.

Alicia Adam

31 comentarios sobre “Mi primera venganza

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: