Leyenda de sirenas

Las olas del mar

susurraban promesas de conquista,

de un mundo vetado

para quienes quieren amar

y morir amando,

para quienes apuestan por una sola vida

bien vivida

y no por la eternidad.

Mientras nadaba

recordé las palabras de los ancestros:

«nadar no significa que consigas salir a flote

ni siquiera que no permanezcas varada.

Nadar te mantiene viva y cuerda

hasta que cruzas la última línea rocosa

que son principio y fin

de ambos mundos.

Una vez que pasas al otro lado,

la muerte puede llegar en el siguiente suspiro

y jamás conocer lo que llamamos cielo:

el amor verdadero.

Nadie ha regresado.

No contamos con piedras sagradas que demuestren que existe.

Dicen que quienes abandonan el refugio del mar

nunca vuelven,

y que la mayoría

perecen a medio camino,

entre las aguas de los monstruos que esconde las profundidades

y los propios demonios.

Es solo una leyenda,

¿lo comprendes?»

Sentí miedo

cuando crucé al otro lado.

La luna y una pequeña luz artificial

iluminaban un objeto que tenía entre las manos.

Él invocaba a los seres de las aguas

para vivir el mismo amor que tuvieron sus padres.

No era una leyenda

el cielo existía

y tuve la certeza de que deseaba

ser parte de ese cielo.

#FANFIC10

3 Comentarios

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s