Tu nombre ya no es mi oración (poema)

Detrás del fondo de mis ojos,

ya no hallarás esperanza ni remedios

para los males que te acechan.

No me alegro,

pero las lágrimas

borraron el amor que te profesaba

y tu nombre ya no es mi oración.

Hace tiempo que caí,

me arrastraste a tu oscuridad,

y mis partes rotas

se llenaron

de fisuras imposibles de componer.

Dejé de ser esa melodía

que susurraba en tu cama,

y ya no te dejo notas

esparcidas entre las sábanas,

para que te hagan

más llevadero el día.

Quiero quererte,

ser tu balsa

en el naufragio de las olas ebrias,

pero no confío en ti

ni en esa mano que tiembla

al cortar el pan enmohecido,

esa mano

que ya no reconoce mi cuerpo.

Quiero sentirme,

fuera de este vacío,

reconocerme fuera de esta pena,

de esta losa que me lapida.

Quiero ser una rosa

que florece, no marchita.

Quiero ser egoísta,

o quizás, valiente,

y marcharme;

después de todo, ni tu ni yo,

notamos mi presencia

en esta habitación.

Alicia Adam

7 Comentarios

Responder a Esperanza E. Vargas (sadeyes) Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s