What do you do for money, Honey?

Cierre contundente:

Descenso a Irkalla

On the road (I)

Había tenido que parar en aquel sitio en medio de la nada. Y aunque hubiera preferido seguir conduciendo hasta su próximo destino, la bestia negra que conducía se había quejado unos kilómetros atrás.

Quizá había sido el destino. Como todo lo que pasaba en su vida. Nada dependía de ella. Y se había reído demasiado fuerte cuando aquel paleto le había hecho la pregunta. Lo había sacado del tema que sonaba en ese momento en su radio. Una vieja canción de AC/DC que sonaba como banda sonora a su vida. 

-¿Qué harías por dinero, nena?.- se había apoyado en el coche mientras ella terminaba de echar gasolina a su Mustang negro. Y aquello, había sido la gota que colmaba el vaso.

Le había visto salir de la diminuta tienda que completaba el lugar. Y lo primero que había hecho era echar una buena mirada a su…

Ver la entrada original 117 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: