Crédito ilimitado

business bank chip credit card
Photo by Dom J on Pexels.com

No soy yo quien te priva de los deseos que quieres poseer. Es más, bien sabes que te los concedo sin hacerte la más mínima pregunta. El diablo concede crédito ilimitado en vida a cambio de lo único a lo que no otorgas ningún valor: tu alma.

Gasta tu sonrisa libidinosa en una nueva conquista desleal, apura tus dedos sibilinos sobre la carne que no quieres ni respetas y, bebe tu último trago porque hoy he venido a por ti.

Al otro lado he dispuesto tu castigo. Ya sabrás cuál es, ¿verdad?

ALICIA ADAM

TALLER DE ESCRITURA

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: